top of page
Buscar

¿Cuánto dura una resistencia artesanal (coil) y cómo hacer que dure más?

En el mundo del vapeo hay artesanos que se dedican a la manufactura manual de las resistencias para dispositivos de vapeo RDA, RTA y RDTA, que son la familia de los reconstruibles. Hemos hecho a varios expertos una pregunta que a menudo nos hacemos todos lo que vapeamos: ¿cuánto dura una resistencia artesanal y cómo hacer que dure más? 

Las resistencias son parte fundamental de una buena experiencia de vapeo, sobre todo en los sistemas abiertos. Estas ayudan a evaporar el líquido capturado en el algodón. El líquido se introduce en las resistencias para ser abrasado por el alambre de preferencia. 


Mucho del gran goce que nos da el vaporizador depende del buen funcionamiento de estos alambres enrollados. Por eso dentro de la cultura del vapeo se han hecho populares los artesanos con el conocimiento y la habilidad para manipular materias primas. Ellos pueden convertir alambres simples en combinaciones de materiales, grosores y formas de construcción que influyen en la cantidad de vapor, sabor y tiempo de calentamiento de la resistencia. 


Acudimos a varios artesanos de Iberoamérica para saber más acerca de la vida útil de las resistencias artesanales y de cómo mantenerlas en buen estado por más tiempo. De sus puntos de vista, acuerdos y diferencias de opinión podemos aprender muchas cosas interesantes. Vea la opinión de los coilbuilders.


¿Cuánto dura una coil artesanal?


Andrés Chauca de Acha Coils (Perú): Durabilidad dependiendo del material. Las mías en N80 2 meses, N90 5 semanas.


Luisa Lozano de Lulu Coils (España): Depende del trato que se le dé, pero puede durar entre 2 y 3 meses de uso diario, o incluso más si la alternas con otros atomizadores.


Matsu de Matsu Coils (Brasil): En promedio, una coil tendrá una duración de 15 a 30 días, pero algunos factores pueden acortar o extender esta vida útil. Entre estos factores tenemos el líquido utilizado (presencia de edulcorantes o tabaquiles aceleran la degradación de la resistencia, por la caramelización de los azúcares presentes en los e-liquids); el dejar el ato con líquido por mucho tiempo sin uso, y por supuesto la calidad de los hilos utilizados y la forma en que han sido hechos. Aún se puede añadir el “dry burn” (pulsaciones en seco para calentar la resistencia) y el cómo se limpia la bobina para su longevidad.


Sergio Vega de Signature Coils (Colombia): La duración de una resistencia depende la mayor parte del trato que se le dé a la misma. Puede durar entre 2 y 3 meses de uso diario, o incluso más si la alternas con otros atomizadores.


Wes Molina de Wes Coils (Costa Rica): Una resistencia por ser artesanal no incrementa el tiempo de vida; la diferencia la hace la calidad de los materiales utilizados. Si tomamos como ejemplo Nichrome 80 producido en Estados Unidos, utilizándola a 3.6 voltios, 200 caladas diarias, 3 segundos por calada, puede durar unos 30 días dando el mantenimiento adecuado.


¿Cómo se puede extender la vida de una coil?


Andrés Chauca de Acha Coils (Perú): Cambiando siempre el algodón, no esperar que se ponga negro. Si no usas el atomizador en un tiempo, cámbiale el algodón.

Lulu Coils (España): Para extender su vida útil es muy importante la estabilización siempre por debajo de 1.5 voltios, limpieza adecuada sin someter la coil a cambios bruscos de temperatura.


Matsu de Matsu Coils (Brasil): Con cuidados, el “dry burn” es una manera. Al realizar el proceso de quemado en seco siempre use una potencia muy, muy baja y pulsos de corta duración, para evitar que la resistencia brille hasta el punto por encima del color naranja.


Sergio Vega de Signature Coils (Colombia): Para extender la vida útil de las resistencias tiene mucha importancia la estabilización. En el momento de estabilizar lo aconsejable es hacerlo por debajo de 1.5 voltios. Una limpieza adecuada sin someter la coil a cambios bruscos de temperatura. Yo aconsejo lavar la coil como mínimo una vez cada dos semanas para eliminar la costra que dejan los líquidos calentados. Esto con un cepillo suave, del mismo de dientes, con jabón de manos, y enjuagar muy bien para no dejar impurezas ni rastros de jabón.


Wes Molina de Wes Coils (Costa Rica): El momento de estabilizar es trascendental; no se deben poner al rojo vivo nunca. Un adecuado proceso de estabilización sumado a un mantenimiento sin “dry burn” tiene un impacto positivo directo sobre la vida útil de las resistencias.


¿Qué puede afectar la vida de una coil?


Andrés Chauca de Acha Coils (Perú): No raspar luego de la estabilizada, a menos que veas un punto caliente. 


Lulu Coils (España): Los líquidos que utilizamos influyen en la vida de las resistencias. Por ejemplo, los líquidos demasiado dulces, así como los líquidos con molécula de frío, las estropean muchísimo.


Matsu de Matsu Coils (Brasil): Nunca frote la superficie de la resistencia, ya sea con un destornillador, tenazas de cerámica o cualquier otro material más duro. El roce de esta herramienta en la superficie de la resistencia puede dañar el metal y acelerar el proceso de degradación. No sumerja la resistencia en agua inmediatamente después de realizar el “dry burn”, ya que el choque térmico crea microgrietas en la superficie de la resistencia, reduciendo aún más su vida útil.


Sergio Vega de Signature Coils (Colombia): Lo que más afecta la vida de la coil son los líquidos que utilizamos. Un ejemplo: los líquidos demasiado dulces, así como los líquidos con molécula de frío las dañan muchísimo. Otra cosa a tener en cuenta es que, en el momento de estabilizar las coils o cambiar algodones, utilizar herramientas metálicas como pinzas o cualquier elemento que pueda dañar el material acorta la vida de las coils.


Wes Molina de Wes Coils (Costa Rica): Estabilizar a altas potencia. Ponerlas al rojo vivo. Continuos “dry burn”. Utilizarlas a más potencia de su capacidad. Algunos saborizantes muy dulces.


¿Cómo limpiar las coils para seguir reutilizándolas?


Andrés Chauca de Acha Coils (Perú): Recomiendo cada dos cambios de algodón calentarlas y mojarlas un par de veces.


Lulu Coils (España): Calienta la resistencia sin que llegue a ponerse al rojo, solo unas pequeñas pulsaciones para eliminar el líquido que pueda tener acumulado. Espera a que se enfríe ligeramente y sumerge en agua. Vuelves a calentarla muy poco a poco para que elimine el exceso de agua y vuelves a sumergir un par de veces, y queda perfecta.


Matsu de Matsu Coils (Brasil): Sumerja el deck con la resistencia en agua hirviendo y déjela por unos minutos. Luego lávela con un cepillo de dientes suave y detergente neutro. Enjuague con agua corriente y realice una nueva quemadura en seco para eliminar cualquier punto caliente, y solo coloque el algodón después.


Sergio Vega de Signature Coils (Colombia):  Doy el consejo de mantenimiento que se debe hacer periódicamente: estabilización. En mi caso no acostumbro a calentarlas y meterlas en agua, ya que me parece que esto cambia la composición o la estructura de los materiales. Lo que yo hago es quitar el algodón y calentarlas un poco solamente para quitar el líquido seco que debe tener la coil. Dejo enfriar y vuelvo a colocar algodones.


Wes Molina de Wes Coils (Costa Rica): Una manera que ayuda a alargar la vida útil es limpiarlas con bastante agua y un cepillo de dientes suave. Si el líquido ha producido mucha caramelización, se podría hacer “dry burn” muy leve, es decir calentarlas un poco y meterlas al agua, pero no ponerlas al rojo vivo, basta con ver que el tono está cambiando de color a anaranjado. Sin embargo, lo mejor es evitarlo.


Fuente: Vaping Today


61 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page