top of page
Buscar

Reino Unido repartirá cigarros electrónicos gratis entre los ingleses para que dejen de fumar


El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido ha impulsado una prueba para ayudar a los fumadores británicos a abandonar el tabaco. Se trata de un proyecto que comenzará este otoño y que consistirá en el reparto de cigarrillos electrónicos entre los fumadores, así como asistencia y seguimiento.


Concretamente, durante los próximos dos años y medio, los fumadores ingleses que accedan a participar en este programa serán asignados al azar para recibir un starter kit’ de vapeo mientras esperan su turno en los Sevicios de Urgencias de los hospitales de Norfolk, Londres, Leicester o Edimburgo.


Además, se les ofrecerá asistencia sobre cómo usar el dispositivo electrónico correctamente, información sobre los servicios locales para dejar de fumar y un estrecho seguimiento realizado por especialistas para conocer de primera mano cuál es su evolución con el nuevo producto.


Medida con carácter provisional avalada por la Universidad de Oxford


Esta medida, que se pondrá en marcha con carácter provisional, está avalada por una revisión científica dirigida por la Universidad de Oxford que cuenta también con la participación de la University of East Anglia.


Este análisis, además, se ha publicado recientemente en la reconocida ‘Cochrane Library’, un repositorio perteneciente al grupo Cochrane que comprende multitud de evidencias científicas especializadas en salud.

Según señalan los autores de esta investigación, los cigarrillos electrónicos con nicotina podrían aumentar el número de personas que dejen de fumar en comparación con el uso de la terapia de reemplazo de nicotina, como los parches y chicles con este compuesto.


50.000 fumadores al año han abandonado el tabaco gracias al vapeo


Los expertos recuerdan, además, que unos 50.000 fumadores al año han abandonado el tabaco gracias al vapeo en este país, tal y como apunta el propio Departamento de Salud del Reino Unido.


En detalle, en palabras de Caitlin Notley, profesora de la Escuela de Medicina de la UEA en Norwich, los productos de nueva generación «imitan el gesto de fumar un cigarrillo tradicional al sujetarse entre los dedos y generar un vapor similar al humo cuando se usan. Esta condición puede ser un punto atractivo para ayudar a las personas a cesar en su hábito de malos humos, incluso cuando ya lo hayan intentado anteriormente sin éxito». Además, ella asegura que el cigarrillo electrónico «es mucho menos dañino que fumar tabaco».


Por su parte, el colíder del ensayo, el Dr. Ian Pope, también perteneciente a la Escuela de Medicina de la UEA en Norwich y médico de atención primaria, apunta que «los Servicios de Urgencias en Inglaterra atienden a más de 24 millones de personas cada año, de las cuales alrededor de una cuarta parte son fumadores».


En este sentido, Pope cree que esta cifra «brinda una valiosa oportunidad para que las personas reciban apoyo a la hora de dejar de fumar, algo que beneficia significativamente sus posibilidades de recuperación, sea cual sea el motivo que los haya llevado hasta el centro sanitario». Y concluye Notley: «Observaremos con detalle el número de personas que consigan dejar atrás el tabaco con esta técnica y valoraremos su implementación a nivel nacional».

188 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page